Contrato música en vivo o DJ? Esta es una de las mayores dudas que tienen los novios a la hora de elegir la música que quieren que suene en su boda, y con razón, pues es fundamental para lograr que ese día sea inolvidable. Es importante identificar el gusto de los novios y de los invitados pero serán la hora, el día y el lugar los elementos que marcarán esa elección.

No es lo mismo pensar en la música para una recepción un sábado por la noche, que para un domingo por la tarde, la primera, supone un ambiente de fiesta, y los invitados van preparados para ello; la segunda en cambio se hace más exigente si tenemos en cuenta que se trata de un día en el que se presume habrá un ambienta más para compartir y, en consecuencia, es todo un reto lograr que las horas pasen sin que se sientan tediosas generando, de manera permanente, un ambiente de felicidad.

En la actualidad, el mercado de nuestra ciudad ofrece opciones para todos los gustos y todos los presupuestos. Lo realmente importante es conocer que se está contratando y, sobre todo abordar el tema con la importancia que tiene. A continuación te daremos unos consejos para realizar la mejor elección.

  1. Dividamos en dos este momento: ceremonia y recepción. Para la primera debemos tener en cuenta el tipo de ritual (católico, civil, bendición de argollas, etc.) que tendremos pues, sin duda, cada uno estará marcado con una música especial.

En el caso de las ceremonias católicas, hay que tener en cuenta que el templo en donde llevaremos a cabo la ceremonia determina el tipo de música; encontraran templos clásicos en donde la música es litúrgica y otros donde se deben respetar los momentos de la ceremonia pero se puede tener canciones diferente a las religiosas.

Para definir el proveedor de la música de la iglesia, debes pensar si lo quieres instrumental o vocal.

  1. Para la recepción: Les ayudara saber que las bandas musicales en vivo ofrecen una opción bastante cómoda para los novios. Al contratar una banda, se obtiene todo el servicio de música que necesita. Estas por lo general ofrecen de dos a tres salidas y las alternan con pistas musicales, la banda ofrece el sonido y su música en vivo.

Pero si no le gusta una agrupación en vivo podrá contratar un DJ; lo importante, frente a esta decisión, es que sea un profesional experto. Un buen DJ es quien saber medir la temperatura de la fiesta para tener a los asistentes con el mejor ánimo. Un DJ profesional tiene el sonido indicado para cualquier tipo de lugar y una alternativa de géneros musicales para satisfacer a cualquier grupo de personas.

Hay otros momentos que deben ser bien musicalizados como por ejemplo la llegada de los invitados al recinto, el brindis, la cena y ni hablar de la llamada “hora loca” o carnaval, pero de eso hablaremos en otra oportunidad.

 

Fuente: Revista Toda mi boda.

Bride and Groom Celebrating With Confetti and a Mariachi Band

 

 

 

Dejar un comentario